21 oct. 2010

Víctimas de violencia de género

El PP andaluz presentó ayer en Jerez su plan de protección integral y personalizado a las víctimas de violencia de género, que incluye como medida más novedosa garantizar la protección de la mujer en riesgo alto o extremo mediante seguridad privada cuando los efectivos policiales no sean suficientes. Junto a esta iniciativa, el plan del PP contempla otras acciones que ya están en marcha como la teleasistencia, los medios telemáticos (dispositivos GPS) y la aplicación informática que valora semanalmente el nivel de riesgo que tienen las víctimas, medidas todas ellas que, en opinión de los populares, no se aplican de forma eficaz a tenor de los resultados.

La vicesecretaria de Igualdad del PP andaluz, Ana Tamayo, junto a la diputada provincial Laura Seco y la presidenta del PP de Jerez, María José García-Pelayo, fue la encargada de dar a conocer el plan que se llevará al Parlamento andaluz el próximo 25 de noviembre, Día Mundial contra la Violencia de Género. Seco subrayó que a pesar de haber mucha legislación sobre este tipo de violencia la realidad es que sigue existiendo un elevado número de casos de agresiones, muchos con resultado de muerte. "Es verdad que a medida que hay más personas en paro, en una situación precaria, han aumentado el número de fallecidas por violencia de género. No sé si tiene alguna relación, pero evidentemente tampoco debemos dejarlo en el olvido". Agregó que es muy difícil que alguien ponga una denuncia contra su pareja "pero lo peor es cuando a pesar de esa denuncia y de las órdenes de alejamiento esa persona fallece. El problema está en que no hay medios suficientes de protección".

Por ello, el plan que ha elaborado el PP pone el énfasis en este aspecto. "Hoy en día no se puede concebir que sigan muriendo mujeres, cuando además se han incrementando en un 40% en el último año los procedimientos abiertos por violencia de género. Animamos a la mujer a que denuncie, a que rompa su silencio, porque la vamos a proteger y las Administraciones tienen la responsabilidad de cubrir su seguridad", indicó Tamayo.

La protección personal de la mujer pasa, según explicó, por potenciar las unidades de Policía Nacional dedicadas a la violencia de género y a la vigilancia personalizada de la mujer y en los casos en que los efectivos policiales sean insuficientes recurrir a escoltas privados como, según dijo, ya se hace en la comunidad autónoma de Navarra. Tamayo insistió en que la violencia de género no es un problema de mujeres sino social y de derechos humanos, que trasciende lo político por lo que hizo un llamamiento al consenso "y con esa intención hemos hecho este plan".

Pelayo manifestó que dentro del Plan de Violencia de Género es fundamental la actuación de los Cuerpos de Seguridad y aprovechó para evidenciar las carencias existentes en Jerez. "Aquí la Policía Nacional no cuenta con los medios suficientes para atender a las mujeres que denuncian violencia de género. Es verdad que hay una unidad integrada por cuatro policías, pero la mujer que presenta la denuncia se encuentra con un pequeño despacho, del que tienen que salir los otros agentes para mantener la intimidad".

No hay comentarios: