7 nov. 2010

Un atunero con gallegos escapa de los piratas gracias a la seguridad privada. ¡¡¡Bravo Compañeros!!!

Un grupo de piratas somalíes protagonizó el pasado viernes un nuevo intento de secuestro a un atunero vasco en el Océano Índico. En este caso, los piratas intentaron abordar al Demiku, con una tripulación formada por marineros gallegos, vascos y de otros países al igual que el Alakrana –del mismo armador–, que estuvo secuestrado mes y medio en 2009.

El buque pesquero Demiku, con puerto base en Bermeo (Vizcaya), logró escapar de los piratas gracias a la intervención de las personas de seguridad privada enroladas entre la tripulación.

El incidente se inició cuando el atunero avistó dos embarcaciones, una de la cuales comenzó a acercarse con la previsible intención de llevar a cabo un asalto, mientras faenaba en las aguas jurisdiccionales de las Islas Seychelles, a unas a unas 170 millas náuticas de la capital del archipiélago, Mahé, lo que supone que se encontraba a más de 600 millas náuticas de las costas de Somalia.

En ese momento, los medios de seguridad privada que se incorporaron a los atuneros tras el cautiverio del Alakrana “abrieron fuego con ráfagas disuasorias” y los piratas dieron media vuelta. “En total no fue más que un cuarto de hora, veinte minutos como mucho. Ahora estamos bien”, indicaron fuentes de la tripulación.

El Demiku, que se compone de una tripulación de 31 hombres, entre gallegos, vascos y marineros procedentes de otros países, se trasladó a faenar a otra zona tras el suceso. Este buque pertenece a la empresa Echebastar de Bermeo, armadora del Alakrana y del Elai Alai, que también vivió un ataque.



No hay comentarios: