5 jun. 2010

La "limpia" de Ares en la Ertzaintza se salda con 377 cambios de personal en sólo un año.

El consejero ha reubicado o sustituido a 109 altos mandos para imponer su impronta en el Cuerpo


Agentes de la Policía vasca e formación, el pasado 16 de mayo, durante la celebración del primer Ertzain Eguna (Zigor ALkorta)

Bilbao. Apenas doce meses y se han producido ya 377 nombramientos y ceses, lo que viene a demostrar el interés de los actuales rectores de la Consejería de Interior para ir descabalgando, sobre todo de los puestos de mando, a anteriores responsables de la Ertzaintza.

Desde la llegada a la Lehendakaritza, en mayo de 2009, el Ejecutivo vasco del PSE presidido por Patxi López ha tenido entre sus grandes obsesiones a la Ertzaintza y a ETB. La idea del Gabinete socialista era cambiar en buena medida todo lo que, en su opinión, tuviera algo que ver con anteriores gobiernos. Si en la radiotelevisión pública la visualización del cambio es algo más palmaria, aunque el pasado jueves el diputado popular Ignacio Oyarzábal pedía "más limpia" en el ente informativo para acabar con lo que él considera una quinta columna nacionalista, en la Policía vasca, por su propia idiosincrasia, estos cambios introducidos por Rodolfo Ares, titular del Departamento de Interior, eran más complicados de visualizar.

Sin embargo, el consejero de Interior del Gobierno López, y ante una pregunta de la parlamentaria del PNV María Eugenia Arrizabalaga, ha admitido que desde que se hizo cargo del Departamento hasta el pasado mes de mayo, se han producido un total de 377 nombramientos y ceses en la Ertzaintza. Según los datos a los que ha tenido acceso DEIA, entre la escala más alta del Cuerpo, Ares ha cambiado a cinco superintendentes, entre los que se encuentran el jefe de la División Antiterrorista e Información, el máximo responsable de Seguridad Ciudadana o el de Tráfico. Asimismo, los responsables de Interior han variado a nueve intendentes. Los cambios en esta categoría han afectado, entre otros, a los jefes territoriales de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, al responsable de la Unidad de Protección o al titular de la Unidad de Investigación Criminal y Policía Judicial de Bizkaia.

Por lo que respecta a la denominada escala ejecutiva, en la que están integrados comisarios y subcomisarios, el número de cambios ha sido mayor. Han sido reemplazados 36 comisarios, entre ellos los jefes de comisarías como las de Bergara, Ondarroa, Balmaseda o Azkoitia; los responsables de Mikeletes o de la Unidad Canina. Por lo que respecta a los subcomisarios, las sustituciones o cambios han alcanzado a 59 puestos. En total, de subcomisarios hacia arriba ha habido 109 cambios, a los que hay que sumar los 268 correspondientes a la escala de inspección.

Antecedentes Lo cierto es que los cambios y variaciones en el Departamento de Interior están siendo una constante desde que se hiciera cargo del mismo Rodolfo Ares. Nada más acceder a la Consejería, nombró como director de Arkaute a Juan de Dios Uriarte. Quien era una de las grandes apuestas del dirigente del PSE duró diez meses en el cargo, ya que el pasado mes de marzo dejaba el puesto para volver a impartir docencia en la UPV. Su sustituta fue Elena Moreno, que era la directora de Atención de Emergencias y Protección Civil.

La marcha de Juan de Dios Uriarte no ha sido la única, ya que un mes antes, en febrero, se trasladaba a Osakidetza a Javier Inda, viceconsejero de Seguridad, y que había desempeñado puestos de responsabilidad en la Ertzaintza desde 1987. Ese mismo mes, el titular de Interior destituía como responsable de Recursos Humanos de su Departamento a José Luis Ramos García y nombró para este cargo a José María Fernández Echegaray. Ramos, en su corta estancia como responsable de Recursos Humanos, logró mantener una buena sitonía con los sindicatos policiales.

Críticas Entre tanto cambio en su Departamento, Rodolfo Ares sigue concitando la crítica de los sindicatos del Cuerpo. Ayer era ELA-Er-tzaintza quien le reclamaba que dé "marcha atrás de manera urgente e inmediata a todas las medidas de precarización" que la consejería de Interior está tomando.

En una carta que el sindicato decidió hacer pública porque el consejero no les contesta a sus requerimientos, ELA-Ertzaintza le urge a una reunión "a la mayor brevedad ante la gravedad de las decisiones unilaterales" que, a juicio del sindicato, viene protagonizando.

El sindicato abertzale aseguró en su escrito que el déficit de agentes encargados de la Seguridad Ciudadana es de aproximadamente 600 ertzainas, "a pesar de que estamos 240 menos de lo que define la RPT, y todo porque se ha decidido sobre dotar otras unidades consideradas especiales en detrimento de las unidades de seguridad ciudadana". ELA define el modelo de Ares como "Policía de Reacción", frente a los principios que inspiraron el nacimiento de la Ertzaintza.
 
deia.com

No hay comentarios: