8 may. 2010

Cuatro de cada cinco porteros de bar ejercen sin permiso en Madrid

Cuatro de cada cinco porteros de bar ejercen sin permiso en Madrid

Solo 2.861 personas cuentan con el carné para ejercer de portero.

La Policía sólo ha puesto una veintena de denuncias en 2010.

Este martes comienza el juicio por la muerte de Álvaro Ussía.





Año y medio después de la trágica muerte de Álvaro Ussía, el joven de 18 años que falleció en la puerta de la discoteca Balcón de Rosales en noviembre de 2008, supuestamente por la paliza de tres porteros de discoteca (cuyo juicio comienza este martes), las cosas siguen igual en la noche madrileña. Miles de controladores de acceso ejercen sin permiso, y la Policía no parece tener especial interés en perseguirles.



Sólo el 18% de estos profesionales tienen el permiso necesario para ejercer su labor



Según datos de la Comunidad, a día de hoy, sólo 2.861 personas cuentan con el carné obligatorio para ejercer de portero en locales de ocio nocturno (una norma implantada por el Gobierno regional poco después de la muerte de Álvaro), mientras que asociaciones de empresas del sector cifran en 5.000 el número de salas de fiestas en las que ahora trabajan alrededor de 15.000 porteros.



Ateniéndonos a estas cifras, esto supone que sólo el 18% de estos profesionales tienen el permiso necesario para ejercer su labor, o lo que es lo mimo: uno de cada cinco.



17 denuncias en Madrid



Los datos no cuadran, sobre todo si se tiene en cuenta que, en lo que va de año, apenas se han puesto más de una veintena de denuncias en toda la región por incumplir esta normativa.



La escasez de multas en Madrid puede deberse a la huelga de celo en la Policía Local



La capital es la que se lleva la palma con 17 multas, pero, tal y como ha comprobado 20 minutos, en otras grandes ciudades de la comunidad, como Fuenlabrada, Leganés, Torrejón de Ardoz o Alcobendas, la cuantía es de números redondos: cero. Otros municipios, como Móstoles, ni siquiera ofrece datos.



Ya el consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, se lamentó la pasada semana el escaso "celo" de los diferentes cuerpos de Policía Local de los municipios de Madrid para hacer cumplir la normativa sobre controladores de acceso de discoteca, que en noviembre de 2009 subió de categoría, pasando a considerarse como una infracción "muy grave", con multas que alcanzan los 300.000 euros para los locales infractores y que, en caso de reincidencia, puede significar la clausura del negocio.



Según representantes de CC OO en la Policía local de la capital, la escasez de multas en la ciudad puede deberse a la huelga de celo que desde hace varios meses mantiene el Cuerpo por un conflicto laboral con el Consistorio. Los agentes de la localidad se están negando a hacer horas extra, con lo cual se dedican únicamente a la realización de las tareas más urgentes, dejando de lado las menos importantes, como la inspección de locales.



"Existen otras prioridades"



En otras ciudades, sin embargo, aunque no existen conflictos similares, el número es todavía menor, y tanto sus distintos gobiernos locales como los agentes de la Policía dan todo tipo de excusas para justificarse: que hay poca vida nocturna, que las discotecas cumplen con la normativa o, sencillamente, que existen otras prioridades.



Los controladores de accesos de discoteca deben llevar el carné siempre bien visible, que se obtiene por medio de un examen. La Comunidad, de momento, ha hecho dos pruebas de este tipo. La próxima será el 19 de junio.



"Hasta romperle el corazón..."



De los tres presuntos agresores que provocaron la muerte de Álvaro Ussía, sólo uno de ellos, Antonio S. S., alias Pitoño, está hoy en día en prisión. Fue la persona que, con la ayuda de los otros dos acusados, también porteros de la discoteca, David S. y David A., se lanzó fuertemente de rodillas contra Álvaro, cuando éste ya estaba en el suelo tirado boca arriba, "manteniéndose en esta posición hasta romperle el corazón", según indica la acusación del caso.

No hay comentarios: