2 may. 2010

El Sinn Feinn esconde al etarra De Juana en Irlanda del Norte.

Madrid.- El sanguinario etarra José Ignacio de Juana Chaos continúa en paradero desconocido. Aunque en principio se especuló con que este asesino se hubiera fugado a otros países, las fuentes policiales consultadas apuntan a que se encuentra en Irlanda del Norte, guarecido bajo la protección del Sinn Feinn, brazo político de los terroristas de IRA. Los agentes sostienen que el partido liderado por Gerry Adams ha ayudado a escapar a este etarra responsable de 25 asesinatos de inocentes.

El pasado miércoles se conoció que De Juana no se ha presentado a su cita diaria con la Policía irlandesa desde el pasado 25 de marzo. Asimismo, según reveló la BBC, este asesino múltiple lleva sin contactar con sus abogados desde el 26 de marzo. Su novia, Irati Aranzábal, sí pasó esta semana por el despacho de abogados, pero se niega a revelar cuál es el paradero del etarra.

De Juana ha optado por huir de la Justicia norirlandesa para no ser extraditado a España, donde el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco le reclama por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo. En agosto de 2008, al salir de la cárcel, el etarra viajó hasta San Sebastián. Allí, en pleno casco viejo, decenas de proetarras le obsequiaron con un homenaje. Durante el acto, un individuo por identificar leyó una carta en la que se enaltecía a ETA. Presuntamente, esa misiva fue escrita por De Juana.

Sólo unos días después de participar en ese acto, De Juana viajó junto a su compañera sentimental a Belfast. Allí residió durante casi dos años, hasta que hace un mes se le perdió la pista de forma incomprensible. En ese tiempo, trabajó en un par de cafeterías e intentó obtener la licencia de taxista escondiendo su pasado criminal.

El 1 de marzo, el juez norirlandés Tom Burgess sentenció que De Juana debía ser extraditado a España. El encargado de impartir la ley desechó los argumentos presentados por los letrados del etarra, que llegaron a hablar del estrés que sufría y de que volvería a ponerse en huelga de hambre si era extraditado. El terrorista asistió a aquel juicio con una camiseta de color naranja en la que aparecía el retrato del etarra Jon Anza, entonces desaparecido y cuyo cadáver apareció después en Toulousse. A las puertas de los juzgados, le mostraron su apoyo varias decenas de individuos que simpatizan con los terroristas del IRA y o de ETA. Ese calor que recibió no es extraño si se tiene en cuenta de que son varios los miembros del entramado etarra que desde hace años se refugian en suelo irlandés.

No es la primera vez que desde el Sinn Feinn se protege a miembros de ETA y su entorno. Por ejemplo, en abril del año pasado las autoridades norirlandesas apresaron en Belfast a Arturo Villanueva, un etarra que en el pasado dirigió Segi, la organización de jóvenes de ETA. La Audiencia Nacional le imputa un delito de integración en organización terrorista.

El tal Villanueva, de apenas 33 años, todavía trabaja para Askapena, la organización del entramado etarra que se ocupa del frente internacional. Este grupo de sujetos desarrolla actividades en numerosos países latinoamericanos y en otros lugares donde hay organización terroristas afines a ETA, como es el caso de Irlanda del Norte.

Terrorismo callejero

El pasado noviembre, la Justicia norirlandesa falló en contra de su extradición. El juez Tom Burgess, precisamente el mismo que se pronunció a favor de la extradición del asesino De Juana, consideró que no existían pruebas de su pertenencia al colectivo juvenil Jarrai, que fue declarado en 2007 por el Tribunal Supremo como parte de ETA y que fue sustituido por el citado Segi.

El juez apuntó a la “falta de detalles específicos” que demuestren que Villanueva “ha asistido a mítines, ha dado entrevistas u otras pruebas que prueben que pertenecía al grupo Jarrai”. Burgess señaló que aunque la orden de detención de la Justicia española aseguraba que Villanueva había participado “personalmente” en varios ataques de kale borroka que se habrían cometido entre 1994 y 2000, no incorporaba “referencias a fechas, lugares u objetivos” de estos actos.

El propio Villanueva explicó, en una entrevista a una web de corte proetarra, que “Belfast es posiblemente uno de los mejores lugares para un vasco para vivir en Europa”. También defendió la “solidaridad” de los irlandeses con los proetarras.

Intereconomia.

No hay comentarios: